domingo, 10 de octubre de 2010

Glenn Kaiser pionero del movimiento de Jesus


Glenn Kaiser Band

A principios de los años 70, tuvo lugar uno de los antecedentes culturales mas interesantes en el devenir reciente de la iglesia cristiana en los Estados Unidos. Eran cientos y miles los jóvenes que se bautizaban en las playas californianas abrazando la fe cristiana, jóvenes provenientes de una generación maltrecha por lo que los años 60 habían dejado a su paso. Anarquía, drogadicción, inmoralidad, incertidumbre, eran parte del legado que la generación hippie, The flower power generation, había dejado a su paso. Fue así como nació, liderado por algunas iglesias como The Calvary Chapel, The Jesus Movement, un movimiento cristiano que buscaba hacer contrapeso a los anti-valores hippies y brindar por otra parte nuevas alternativas a los jóvenes que día tras día decidían entregar su vida a Cristo. De aquella época hay grandes nombres que hicieron historia, Larry Norman, John Fischer, Phil Keaggy, entre muchos otros, pero quizá uno de los más representativos, y de los que hoy en día aún siguen conservando una enorme vigencia, es el nombre de Glenn Kaiser.

Nacido en 1953, Glenn creció en los suburbios de Wisconsin. El menor de tres hermanos, sufrió como muchos el divorcio de sus padres. “Una casa fría, poca comida y nada de dinero, fueron la regla por muchos años”, tras lo cual el mundo de las drogas y algunos intentos de suicidio marcaron la juventud de este joven músico, que en el otoño de 1971, conocería a Cristo en medio de este movimiento por Jesús. Al año siguiente, formaría una de las bandas legendarias del rock cristiano, Resurrection band una banda enfocada en el Hard rock clásico, con marcada influencia del blues sureño, tocando en parques y cárceles, al tiempo que comenzaba una labor de liderazgo ministerial en la naciente comunidad cristiana Jesus People U.S.A, comunidad que se establecería definitivamente en Chicago en 1973, caracterizada por su sencilla vida en comunidad y por sus servicios de asistencia pública para mujeres y niños, de la cual llegaría a ser uno de los pastores principales. Resurrection Band tiene en su haber alrededor de quince trabajos discográficos, como Rainbows end (1979), Awating your reply (1978), Lament (1995) , los cuales nos muestran una banda enfocada en una labor evangelística de alta factura musical, además de ser , mas que una banda pionera, un ministerio que ha sabido equilibrar su labor musical con una labor pastoral, la cual se refleja en The Cornerstone Festival, el evento que desde 1984, se viene realizando en Illinois, (cuyo director es el baterista de REZ, Johnny Herrin)y el cual, sin lugar a dudas, es uno de los espacios mas reconocidos en el ámbito de la música cristiana contemporánea, donde bandas, tanto nuevas como consagradas, se dan cita cada nuevo año, al tiempo que se dictan talleres y seminarios enfocados al liderazgo y la adoración, así como a la promoción de las artes y los deportes entre los jóvenes americanos.

Desde 1990, Glenn Kaiser, comenzó a alternar su trabajo en Resurrection Band, con otro proyecto mas enfocado en el blues, The Glenn Kaiser band , además de su trabajo como conferencista y productor de otras bandas como Seeds. Su labor como Pastor y director de alabanza la podemos evidenciar a través de The Cornerstone Magazine y de su propia página glennkaiser.com, donde continuamente publica artículos de mucho interés para músicos y ministros de todo el mundo.
David was a bluesman, es el nombre de uno de estos artículos publicados recientemente, que nos enseña como Dios puede crear música en nuestros corazones aún después del fracaso; también nos refleja el corazón de este hombre, que al igual que David, es también músico, pastor, salmista, y por supuesto, un auténtico bluesman.

Los domingos en la mañana, los asistentes a Jesus People USA Covenant Church , pueden escuchar algunas de sus canciones, canciones que han inspirado y han sostenido en la fe a muchos creyentes por mas de 20 años, canciones como Greater love, o Plant your seed again, de la cual extraemos el siguiente fragmento:

Cuéntame si tú aún lloraste

Sobre los remanentes de la primavera

Tanto plantado, tan poco que quedó

Del amor no quedó nada por traer

Planta la semilla otra vez

Planta la semilla otra vez

Planta la semilla otra vez

No hay forma de saber tan solo creer…












No hay comentarios:

Publicar un comentario