lunes, 4 de octubre de 2010

Testimonio de Brian Welch, ex integrante de Korn se convierte a Cristo¡¡¡

Brian Welch se bautizó en las aguas del rio Jordan
Lo dejó todo por Cristo. Sexo, drogas y Rock and Roll lo llevaron a la ruina. Para muchos amantes del rock, especialmente del género “hardcore” y “heavy metal”, la banda Korn es una de las mejores agrupaciones a nivel mundial, la cual, en los últimos años, ha generado millones de dólares por las ventas de sus discos y presentaciones en vivo.
Unos de los integrantes de esta banda de rock violento era Brian Welch, bajista y guitarrista de la agrupación desde 1993; y digo “era” porque, desde hace un tiempo, decidió entregar su vida a Jesús y cambiar todas las riquezas que el mundo le dio por ser un hombre humilde entregado a Dios.
El 22 de febrero de 2005, millones de personas fueron testigos de la separación de Brian de la agrupación Korn, esto tras 13 años de carrera; muchos no podían creer el milagro que había sucedido: se había convertido al cristianismo y nunca más les servirá a las fuerzas de la oscuridad.Brian Phillip Welch nació el 19 de junio de 1970 en Torrance Estados Unidos, pero “Head” —como le decían sus amigos— creció en Bakersfield, California, en el seno de una familia cristiana y fue ahí donde conoció a James Shaffer en el instituto, con quien más tarde formaría Korn. En su adolescencia, tuvo la normalidad de cualquier otro joven, quien incluso trabajó, durante el día, transportando muebles a las tiendas y, por la noche, repartiendo pizzas. En 1993, luego de un encuentro casual en un bar, se fundó la banda Korn, en la que Welch permaneció 13 años y grabó seis discos de estudio. También, junto a la banda, realizó varias giras mundiales y festivales, creadas por sus integrantes; la aceptación del público los hizo millonarios y famosos e, incluso, fueron galardonados con decenas de premios por ser los mejores. El 8 de febrero de 2005, después de haber viajado por todo el mundo y gastado su fortuna en sexo, drogas y banalidades, Welch presentó una carta de renuncia a los “managers” del grupo en la que enumeró una serie de puntos en los que no estaba nada de acuerdo, como, por ejemplo, objeciones morales hacia la música, videos de la agrupación, el abuso de las drogas y el alcohol. Tiempo después, Brian Welch lanzó unas duras declaraciones a sus ex compañeros afirmando que a ellos sólo les importa el dinero, como su única felicidad, cosa que causó enojo entre los ex miembros de la banda. Pero, en este caso, no se dejó impresionar y puso a la luz una serie de acontecimientos que afectan a la gente metida en el mundo del rock, en especial a los artistas y a los miles de fans que los siguen a todas partes, tal es el caso de la droga de la cual Brian era completamente adicto. Esta condición, según lo revela Welch, es muy común entre los rockeros del mundo, debido a que, como lo dice él mismo: “Dicho mundo te hace el rey del sexo, drogas y rock and roll, y acaso ¿serán estas las principales causas que tienen a nuestra juventud enterrada?” El estar alejados por mucho tiempo de la familia y tener contacto diario con fiestas, personalidades de la música y del arte, tienden a caer en depresiones y solo encuentren escape a través de la droga y el licor, teniendo muy de cerca a la muerte como buena amiga para poder huir. “Mi vida de niño siempre giró en torno a asistencia a la iglesia cristiana, de la que incluso llegué a ser parte del coro; pero, una vez que logré la cima del éxito, y todo el dinero del mundo pasó por mis manos, alejé la mirada de Dios y no me importó nada más que los vicios, el lujo y los gustos de un Rock Star”, comentó Brian. Él y su padre siempre fueron buenos amigos, los consejos de su progenitor eran la constante de los buenos momentos que siempre pasaban juntos; pero eso no fue suficiente para detener la sed de mundo que Welch tenía: “Mi padre me llevó a conocer a Dios a los seis años; todo iba muy bien, yo asistía con mis primos a la iglesia, pero, lamentablemente, unos de mis primos falleció y fue por eso que desistí de servir por un tiempo en la iglesia y ese tiempo se alargó hasta que llegué a ser mayor. “Siempre supe que mis padres oraban por mí para que yo regresara a los caminos de Dios, pero las cosas empeoraron cuando mi padre falleció y es ahí donde empezó mi verdadero odio hacia Dios; pues no lo pude soportar y siempre le reprochaba que me lo hubiese quitado”, dijo Brian. Pese a que, para Brian, su conversión no es tan impactante como lo mencionan los medios de comunicación, hoy nos damos cuenta de que esto fue en realidad un milagro, puesto que su lejanía de Dios fue tal que sus compromisos empezaron a experimentar abiertamente con Satanás. “Odiaba a Dios, y siempre en mis canciones y conciertos trataba de demostrarlo, hasta que conocí a un amigo a través de mensajes de texto, por medio de los cuales él me hablaba de Jesús y luego me permitió leer algunos artículos que había escrito sobre el amor de Dios; yo le conté de mi testimonio hasta que él me invitó un domingo a una iglesia”, comentó Brian. Ese día, Dios trató muy fuerte con este joven que hoy está activamente participando en una iglesia y utilizando el testimonio y su música para atraer a miles a los pies de Cristo. Incluso, luego de un encuentro verdadero con el Señor, Brian Welch fue bautizado en el río Jordán el 3 de marzo de 2005, en el mismo lugar donde Juan el Bautista bautizó a Jesús. Es por eso que hoy tomamos como ejemplo un hombre que sí pudo dejar absolutamente todo para servirle a Dios, recordando que nuestra lucha no es contra carne y sangre, sino contra principados y potestades.

Si quieres leer un poco más de la biografía de Brian visita su sito web: www.brianwelch.com
















1 comentario:

  1. Que grande es el poder de Dios................. a El sea toda la gloria

    ResponderEliminar