sábado, 16 de octubre de 2010

Rudy Sarzo - Un Testimonio Impresionante






El conocido bajista Rudy Sarzo abre las puertas de su corazón para un capítulo del libro How Do You Know He's Real? God Unplugged, en el que conocerás su experiencia como músico junto a grupos muy famosos y su firme fe en Dios a través de los años.

Traducción por Brenda Rodríguez
Edición adicional y montaje por Dave Gómez



Temas Relacionados
• Página de Rudy Sarzo
Rudy Sarzo ha sido conocido internacionalmente como un músico profesional por más de dos décadas. Aparte de ser un bajista muy solicitado, Sarzo ha estremecido escenarios junto a numerosas bandas muy reconocidas. Hizo un nombre propio con la banda de Ozzy Osbourne a principios de los '80s. Sarzo también fue miembro de Quiet Riot y grabó el exitoso álbum Metal Health -- la primera grabación debutante de Heavy Metal en llegar al Nº 1 en las cartillas Billboard. La banda es probablemente más conocida por su mega éxito “Cum on Feel the Noize”. Desde abril de 1987 hasta septiembre de 1994 él fue miembro de Whitesnake. Sarzo es actualmente miembro del grupo de Heavy Metal múltiple ganador de discos de Platino DIO. Sus grabaciones con todos estos artistas combinados han vendido alrededor de 30 millones de ejemplares.

Sarzo ha estado involucrado en numerosas giras y videos musicales de MTV y fue votado en 1983 como Bajista N° 1 en Circus Magazine. Además de sus logros musicales Sarzo ha sido instructor de bajo por mucho tiempo y expositor de medios digitales para productos como Acid, Vegas, DVD Architect, y Sound Forge de Sony Pictures Media Software, y DVD Workshop 2 de Ulead.

A través de esta transcripción de un capítulo del libro How Do You Know He's Real? God Unplugged, conocerás su experiencia como músico y la fe en Dios que ha mantenido a través de los años.




“Dios hace cosas increíbles por mi -- cada día. Y no puedo esperar para ver como será el resto de mi vida”. - Rudy Sarzo


Yo nací en Cuba. Cuando era niño iba al catecismo y tuve una típica educación católica latina. En la religión católica hay mucha adoración de imágenes. Recuerdo haber entrado en la casa de mi abuela y lo primero que vi fue una imagen de tamaño real de Jesús sufriendo en la cruz. Esa es una imagen muy poderosa para cualquiera, en especial para un niño. Daba miedo -- muy gótico. Las iglesias católicas están llenas de imágenes como esas que ahora como adulto entiendo mejor.

Recuerdo cuando tenia nueve años y me estaba preparando para mi primera comunión. Pero para poder tener mi primera comunión también tenía que hacer mi primera confesión. Pensar en el cura en la cabina de confesión me daba un poco de miedo y era muy intimidante. Ahí estaba él pidiéndome que le dijera sobre mis pecados. Como niño yo no pensaba que estuviera haciendo algo malo o siquiera un poco pecaminoso. Así que mi primera reacción fue: “no tengo nada que confesar”.

Pero me hicieron sentir culpable porque me dijeron que yo había nacido siendo pecador. Así que ahí estaba yo, de nueve años y ya en el sendero equivocado. Tuve un tiempo muy difícil entendiendo este concepto. Me hacia sentir más miedo de Dios que cualquier otra cosa.

Cuando tenía diez años nos fuimos de la Cuba de Castro para escapar del comunismo. En ese tiempo, el gobierno estaba apartando a los niños de sus familias y los mandaba a Rusia y cosas como esas. Así que para evitar eso, mis padres empezaron el proceso de sacarnos del país. Esto fue en 1961, así que tomó unos cuantos años en los canales legales. Como muchos otros cubanos nos fuimos a Miami. Nos encantó América.

Este era el tiempo de los Beatles tocando en el Ed Sullivan Show así que el Rock ‘n’ Roll era algo grande. En ese entonces los niños realmente podían comunicarse unos con otros a través de la música. Y como muchos otros niños yo quería estar en una banda. Comencé tocando la guitarra pero como había muchos guitarristas me sugirieron que me cambiara al bajo para lograr más contratos.

Mi carrera fue como una evolución. Yo tocaba con bandas de fiestas y después comencé a ir a clubes, y así en adelante. Después de un tiempo me fui de Miami para seguir mi carrera en Los Ángeles. En los ‘70s era ahí donde estaba la industria musical; era donde todos los músicos se estaban juntando. Era lo que había que hacer.

Durante los años empecé a descubrir mi propia fe, diferente de lo que había aprendido cuando era niño. Empecé a leer la Biblia y descubrí que mi conexión directa con Dios era a través de Cristo. Aprendí que podía tener una relación con el Salvador. Pero aun así, algunas cosas eran decepcionantes para mi y mi carrera no estaba yendo a donde yo quería. Ya tenia 30 años en ese entones -- ¡en años en Hollywood tenía 80!

Hasta ese punto yo aun no había grabado un álbum o estado de gira. Finalmente hice las pases con Dios. Si iba a tener éxito estaba bien y estaría eternamente agradecido. Pero si no lo lograba, también estaría bien. Mi relación con Dios era lo más importante en mi vida. Básicamente lo dejé todo en Él. Tenía una actitud totalmente nueva -- fue un momento determinante.

Menos de una semana después recibí una llamada telefónica que cambió mi vida. Mi amigo Randy Rhoads estaba en la banda de Ozzy Osbourne y ellos necesitaban un bajista. Él me recomendó y después de una audición me convertí en el más nuevo miembro de la banda de Ozzy. Si no hubiera sido por Randy no habría podido tener éxito en este negocio -- había terminado tocando las congas en una banda de salsa en Miami. Él fue completamente 100% responsable de que yo conociera a Ozzy Osbourne. Y fui lanzado al mundo más increíble y excéntrico. ¡Fue como el viaje en montaña rusa más grande de mi vida!


Ozzy Osbourne

Mi carrera profesional fue lanzada… creo que es más que un poco irónico que fuera esta banda en particular la que comenzara todo; una banda conocida por ser oscura y llena de simbolismos ocultistas. Pero debido a que Dios me puso ahí aprendí mucho sobre la gente, especialmente sobre percepción -- la percepción de lo desconocido.

De alguna manera los músicos son considerados con un criterio diferente a otros artistas. Por ejemplo, un actor como Bella Lugosi (Drácula) se puede salir con la suya personificando a oscuros y malignos personajes y la gente no asume que él es maligno también. O si tienes a alguien en Broadway personificando a Drácula la mayoría de la gente en la audiencia no cree que él realmente sea un vampiro. Pero si eres un músico e interpretas un personaje así, entonces tienes que ser malo.

Un tipo como Alice Cooper no es igual al personaje que interpreta en el escenario. Y tampoco lo era Ozzy. Todo es sólo un show. Ozzy grabó una canción titulada “Mr. Crowley” en el álbum Blizzard of Ozz. Era sobre Aleister Crowley quien era un escritor inglés muy conocido y una figura ocultista. La letra de la canción en realidad es anti-ocultista y crítica de Crowley, pero debido a que Ozzy la estaba cantando la gente simplemente asumió lo opuesto. La canción se trata de cuestionar lo oculto, no promocionarlo.


Whitesnake

Mientras estaba de gira con la banda de Ozzy en 1982, experimentamos una trágica pérdida. La banda estaba en Florida y mi amigo por mucho tiempo, Randy Rhoads, murió en un accidente de aviación. Él estaba con otras dos personas en el avión cuando golpeó el autobús de la banda -- donde Ozzy y otros miembros dormían -- y después se estrelló en una casa cercana. La casa ardió en llamas pero todos lograron escapar. Los tres en el avión murieron… Randy tenía tan sólo 25 años.

Cuando algo así ocurre nunca se te oPUBLICIDAD



lvida y empiezas a ver la vida como algo nuevo. Es un regalo, algo que no das por concedido. Después de estrellarse el avión una de las primeras cosas que vi a Ozzy hacer fue ir a la iglesia y orar. La gente no sabe eso, ellos no ven ese lado de él.

Después del accidente completé mi compromiso y dejé la banda. Era muy difícil continuar sin Randy. Tocar material que el había escrito era un diario recordatorio del amigo que perdí. Cuando pasas por algo así en tu vida nunca se te olvida el olor o cada pequeño detalle de ese día horroroso. Está contigo por siempre -- sólo aprendes a vivir con eso.


Quiet Riot

Me reuní con Quiet Riot, con quienes había tocado antes de conocer a Ozzy. Tuvimos un gran éxito, “Cum on Feel the Noize”. Era como un himno con el que mucha gente se conectó. Ese álbum fue el primer debut Heavy Metal en alcanzar el Nº1 en Billboard. Me sentí muy bendecido por tener esa oportunidad y éxito. Eventualmente dejé la banda y me integré a Whitesnake. Tocamos juntos desde 1987 hasta 1994. Fue un tiempo excelente.

Creo que Dios me dio un maravilloso regalo al poder trabajar como músico… es lo único en lo que he sido exitoso. Como músicos somos muy bendecidos al hacer lo que soñábamos hacer cuando éramos niños. Tocar en los mismos escenarios que mis héroes, era territorio sagrado para mí. Es ahí donde sucede la magia. Aunque entro a diferentes áreas de la industria musical siempre estoy listo y dispuesto y abierto a seguir tocando -- mientras mis dedos sigan moviéndose.


DIO

No me considero a mí mismo como parte de una religión en particular -- soy cristiano. Leo mi Biblia todos los días y sigo las enseñanzas cristianas. Mi fe siempre ha estado en el centro. Siempre he sabido a dónde dar crédito por mi éxito. Ha sido un regalo -- una verdadera bendición. He tenido muchas altas y bajas pero siempre he tenido la misma fe. Verdaderamente creo que hubiese mantenido la misma fe sea que hubiera tenido éxito o no. Era muy fuerte -- demasiado clara.

La religión es una experiencia muy personal. No creo que alguien pueda hacer que te sientes y decirte que tienes que hacer esto. Pienso que como seres humanos siempre estamos buscando indicaciones y orientación. Está en nosotros entender que no para aquí; que hay algo más grande y más poderoso que nosotros. A veces cuando pasas por la vida y sin importar cuanto intentes las cosas no ocurren de la manera que deberían o la manera que quieres que ocurran. He trabajado más duro en mis fracasos. Cuando es de la manera que tiene que ser, ¡cuando es lo que Dios ha planeado para ti es muy fácil! Nada mas te presentas y haces lo que tienes que hacer. Y cuando no es de la manera que tiene que ser solamente te estás golpeando la cabeza contra la pared.

Yo se que Jesús es real por que lo puedo sentir, lo puedo ver. Después que Cristo resucitó de entre los muertos Él reunió a sus Apóstoles una vez más. Tomás dijo que él no creería que Él era real hasta que pudiera poner sus dedos en las heridas de Jesús. El creyó porque vio a Jesús en carne. Bueno, a riesgo de sonar un poco excéntrico, yo tengo visiones y sé que Él es real debido a ellas. Son inexplicables realmente, he tenido algunas visiones proféticas que no entendí cuando las vi originalmente pero se han convertido en realidad. Estas visiones son un don espiritual y son muy reconfortantes. A través de ellas me puedo comunicar directamente con Dios. Ocurre todo el tiempo ahora. Básicamente hay una presencia de la cual estoy conciente por medio de la meditación. Hay cosas alrededor de nosotros de las cuales no estamos concientes -- estamos demasiado preocupados con el aquí y ahora para verlas. Pero esta gran presencia está alrededor de nosotros. Ahora sé como buscarla.

Mi vida continúa siendo un recorrido espiritual -- todos los días. Es muy emocionante y maravilloso poder ver lo que Él está haciendo en mi vida. Trato de dedicar mi día a Dios lo más posible. Es lo menos que puedo hacer por todas las cosas que Dios me ha dado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario