martes, 5 de octubre de 2010

LOS CRISTIANOS Y EL ROCK


¿Puedes pensar en un tópico más controversial en nuestras iglesias hoy que el debate acerca del tipo de música que los Cristianos debieran escuchar? Yo no puedo. Puede haber algo de controversia acerca de creencias carismáticas, o acerca de la mejor versión de la Biblia, o qué tan activos los Cristianos debieran estar en la política pública, especialmente entre denominaciones o diferentes iglesias. Pero dentro de cada iglesia particular rara vez hay un desacuerdo acerca de esos tópicos. Este ciertamente no es el caso con el asunto de qué es música "Cristiana".
En iglesia tras iglesia, la controversia acerca de la música arrecia. ¡Que frustrante! He aquí una actividad que Dios proveyó para unir a los creyentes y darle gloria a Él, pero en cambio parece estar dividiendo a los Cristianos y dándole vergüenza. ¿Por qué debe haber tanta confusión en este asunto?
Yo creo que es porque no entendemos lo básico de la controversia. Me gustaría derramar un poco de luz en esta área, así que voy a ocupar los próximos párrafos discutiendo el debate de Cristianos vs. Música Rock.
Primero me gustaría discutir dos muy básicos errores de concepto acerca de la música rock que han causado mucha confusión: El trasfondo histórico y la naturaleza y propósito de esta música.
La Historia del Rock
Una de las creencias más populares que encuentro es que la música rock no es Cristiana porque vino de raíces profanas. Están aquellos que alegan que el volumen y el ritmo son malignos, porque la música rock vino de las junglas de Africa y de la adoración de demonios. Las personas que dicen esto no conocen mucho acerca de historia musical. Los fundamentos de la música rock pueden ser indagados en el pasado directamente hacia los comienzos de la iglesia Negra Norteamericana.
Las primeras iglesias negras estaban llenas con quienes habían sido esclavos, y los hijos de esclavos. Ellos estaban cantando canciones evangélicas con una pasión que venía de las almas de un pueblo degradado. Ellos cantaban sobre una vida de miseria y dolor al Único quien realmente escuchaba y se interesaba. Ellos también celebraban con una pasión por la libertad en la vida que sólo Dios podría dar. De esta experiencia de la iglesia negra se desarrolló tanto el 'gospel' ligero "shout" [literalmente aclamar, gritar] y el 'gospel' más lastimero "spiritual" [literalmente Gospel es 'evangelio']. Esta era una expresión de esclavos en Norteamérica no de negros en Africa.
Como pasa en muchas iglesias, algunos de la segunda generación no crecieron tan devotos a la iglesia como lo eran sus padres. Varios de estos niños cantantes de gospel comenzaron a probar sus talentos fuera en el 'mundo'. Gradualmente la potencia y pasión de la música de la iglesia negra se abrió camino hasta los clubes de salones de baile. (A propósito, este patrón se repite aún hoy en día. Varios de los más famosos artistas negros desde los 1950's encontraron su pasión musical mientras eran criados en la iglesia. Little Richard, Sam Cooke, Ray Charles, Marvin Gaye, Aretha Franklin, las Pointer Sisters, Stevie Wonder, Anita Baker, Whitney Houston, y varios otros reconocen que ellos ganaron su herencia musical por su crecimiento en la iglesia.)
A través de estos hijos de iglesia de segunda generación, los estilos y melodías de la música gospel comenzaron a acompañar temas y letras más terrenales. Las gozosas pasiones por Dios se volvieron terrenales celebraciones del sexo, y las tonadas lastimeras expresaron la dura vida de negros sin la esperanza de Cristo. Estos lastimeros spirituals fueron conocidos como los blues [lit. 'melancolías']. Las tonadas más ligeras se conocieron como jazz y 'rhythm and blues' (R&B). Inicialmente el R&B era expresión exclusiva de los negros, así que el estilo se hizo conocido como 'música de raza'. Hacia el final de los 40's y comienzo de los 50's sus raíces evangélicas estaban casi completamente olvidadas.
A mediados de los 1950's, el productor de discos Sam Phillips de Sun Records, descubrió la energía y dinamismo de la 'música de raza'. Se dio cuenta que si él podía encontrar un hombre blanco que pudiera cantar como un hombre negro, él podría ganar una tonelada de dinero vendiendo este estilo a blancos compradores de discos. No pasó mucho antes que encontrara un muchacho blanco que tenía un trasfondo de cantante de 'spirituals' de negros en la iglesia. El nombre del muchacho blanco era Elvis Presley y el resto es historia.
La industria blanca de música comenzó a llamar a esta música "rock and roll" (un viejo término R&B para la promiscuidad sexual, literalmente 'mecerse y rodar') para distinguirla de la música de raza. Los muchachos blancos pronto estaban escuchando rock & roll en todo USA. Y sus padres no estaban muy felices con la atracción. No le importaba a la comunidad blanca si los negros corrompían a sus propios chicos cantando R&B, pero ellos no querían que sus hijos blancos aprendieran los modos del ghetto.
Fue en éste punto en el tiempo que los críticos de la música rock comenzaron a levantarse y por primera vez fue introducido el término "ritmo de la jungla" [jungle beat]. En esos días, no era la "posesión demoníaca" lo que los padres blancos temían. Ellos temían al ghetto. Los críticos blancos hicieron todo lo que pudieron para desacreditar esta música. Su mejor arma fue la acusación racial de que ella tenía un "ritmo de jungla".
Ellos implicaban que debido a que esa era realmente música negra, era inspirada por las junglas de Africa y ella volvería a los niños criaturas salvajes y primitivas de la selva.
En los 1950's esa era una idea racista. Lo es aún hoy. El racismo estaba mal en ese entonces y aún está mal hoy. Los cristianos de los 1950's debieron haber enfocado en el problema real - los valores que las canciones estaban enseñando en relación a la Escritura. Los Cristianos hoy debieran hacer lo mismo. La iglesia continuará estando confundida acerca del asunto de la música rock mientras ellos dejen que las emociones y los prejuicios se pongan en el camino de los hechos y las Escrituras. Nunca llegaremos a conclusiones en este asunto si no nos apegamos a la Verdad.
La Naturaleza del Rock
¿Qué hace de la música rock, música rock? ¿Batería [tambores]? ¿Guitarras estridentes? ¿El ritmo? ¿Sexo? ¿Todos los anteriores? Se nos han dado estas simples y desenfocadas definiciones desde que la música rock golpeó por primera vez las ondas del aire. Tal vez tú has visto ese antiguo rollo de noticias de los 1950's mostrando un evangelista golpeando un púlpito gritando "¡Es el ritmo! ¡Es el ritmo! ¡Es el ritmo!"
Otros han tratado de definir la música rock con respecto al ritmo, armonía, y melodía. Dado que la Escritura no nos dio una definición tajante de cómo debiera sonar la música, estas ideas son la fuente de especulación y debate sin fin. De cualquier modo, es muy fácil ver que la música rock se ha vuelto el lenguaje de la generación de hoy.
Puedo sugerir otra manera de definir la música rock que aclarará algo de la incomprensión
Para que la música rock sea música rock, debe tener tres elementos - pasión, acción y urgencia.
'Pasión' es la expresión de poder [potencia] y convicción. En otras palabras, ¿Son los artistas serios acerca de las ideas en sus canciones?
'Acción' es la expresión de energía y dirección. En otras palabras, ¿Qué desea el artista que yo haga acerca de las ideas en la canción?
'Urgencia' es la expresión de intensidad y prontitud. ¿Qué tan rápido debiéramos responder a la acción en la música?
Si la música no tiene estas tres características, entonces no estamos realmente hablando de música rock. Permíteme ilustrarlo.
Pensemos por un minuto acerca de dos estrellas populares, Barry Manilow y Billy Joel. (No estoy recomendando a ninguno de los artistas o implicando que uno es mejor que el otro aquí. Estoy simplemente usándolos para fundar mi apreciación) Ambos tocan el piano y cantan. Si tú nunca has escuchado a ninguno de ellos actuar, tal vez tengas un rato difícil tratando de diferenciar sus voces. Pero hay una gran diferencia en sus estilos. Uno es conocido como estrella de rock, el otro es una estrella pop. ¿Cuál es el rockero? Cuando hago esta pregunta a un auditorio, ellos siempre responden lo mismo: "Billy Joel". Usualmente lo nombran al unísono.
¿Por qué la gente percibe que Billy Joel es rockero, pero no Barry Manilow? Es porque ellos pueden sentir la pasión en la música de Billy Joel. Ellos reconocen que su música requiere una respuesta. Y la tensión en su música pide una respuesta urgente. Definitivamente no es una forma pasiva de música. Barry Manillow por otro lado simplemente canta canciones que son POP-ulares. Su música es descriptiva de amor en el pasado de ensueño o el esperanzado futuro, y no hay un llamado a responder. Se espera que el auditor se siente y disfrute. La música rock llama al auditor a participar mentalmente, emocionalmente, y usualmente físicamente con el artista.
Esto es cierto tanto para la 'música rock Cristiana' como para la 'secular'. Los músicos Cristianos de rock son aquellos que comunican con pasión (¿creemos lo que están cantando?), acción (¿qué desean que hagamos con lo que están cantando?) y urgencia (¿qué tan rápido desean que respondamos?). La gran diferencia entre un rockero Cristiano y uno no Cristiano, no es la pasión de las voces o la urgencia (tensión) en la música. Es la acción de las letras.
Los críticos Cristianos han estado atacando la pasión (volumen y energía) del artista y la tensión (ritmo) de la música en vez de enfocar en el verdadero asunto: El llamado a la acción. ¿Qué respuesta están pidiendo las letras? ¿Demanda la música que el auditor se niegue a sí mismo y viva una vida santa, o están dirigiendo al auditor a vivir para sí mismo y negar los valores bíblicos?
Piensa acerca de las canciones 'seculares' que son tan populares hoy. Cuando un grupo como Color Me Bad canta "I Want to Sex You Up" [Deseo 'Sexualizarte'], ¿Cuál es el problema real? ¿El volumen? ¿El ritmo de la canción? ¿O la dirección de la letra? Su pasión simplemente te hace saber que ellos son serios acerca de lo que están cantando. La tensión de su ritmo te dice que lo desean AHORA MISMO. La dirección de la pasión es hacia el rápido asombro del sexo egoísta.
¿Es malo que un grupo de rock sea apasionado en su música? ¿Es malo que un grupo de rock desee una respuesta urgente? No necesariamente. Pero si ellos están pidiéndote que participes en una actividad inmoral, hay una clara respuesta bíblica para tal comportamiento (Proverbios 13:10).
¿Es malo que un artista Cristiano cante con pasión? ¿Quién debiera ser más apasionado acerca de su mensaje que un Cristiano? ¿Es malo que los Cristianos canten canciones con tensión y un sentido de urgencia? ¿Quién tiene un mensaje más necesitado y urgente que un Cristiano para un mundo perdido? No, la discusión no debiera enfocarse en los medios para llevar el mensaje, sino en si el propio mensaje es motivado desde y dirigido a un propósito de Dios.
Cuando comenzamos a entender la historia y la naturaleza de la música rock and roll, es más fácil entender cómo un Cristiano puede usar algo que ha sido tan mal usado por el mundo. El artista Cristiano que usa esta forma de música para apreciar la vida desde una perspectiva de acuerdo con Dios, está simplemente reclamando un estilo que originalmente se esperaba que diera gloria a Dios.
No es diferente de cuando Dios nos reclamó de una vida de pecado. Fuimos originalmente diseñados para glorificar a Dios. Pero en tanto estuvimos envelezados en el pecado, nuestras vidas eran sólo dirigidas por nuestras pasiones autocomplacientes. Cuando llegamos a conocer a Dios, la pasión y urgencia de nuestras vidas no cambiaron (a menos que fuera para ser más apasionada y urgente). Pero la dirección de nuestras acciones se volvieron completamente diferentes. Cada día Dios reclama [redime] vidas corrompidas y les da nuevo propósito y dirección para Su gloria. Ahora, si Él puede hacer eso por hombres pecadores, Él puede ciertamente redimir la música que Él creó para glorificarlo a Él, incluso aunque haya sido corrompida por el pecado.
Hasta ahora hemos demostrado que las raíces de la música rock realmente brotan de la música evangélica de la iglesia negra norteamericana. También sentimos que es más importante y de más ayuda enfocar en la pasión, acción y urgencia expresada en la música rock en vez de argumentar sin fin sobre el ritmo. La segunda parte de este artículo enfocará algunas de las objeciones más comunes expuestas por los críticos de la Música Cristiana Contemporánea.
También conoceremos el origen de la infame historia del nativo que alegó que la música cristiana contemporánea usaba el mismo ritmo que los adoradores de demonios.
En años recientes se han propuesto varias ideas emocionales y sin asidero bíblico respecto de la música Cristiana. Tales enseñanzas han sido ampliamente difundidas por ministros prominentes y aceptadas por muchos en la iglesia. Padres cristianos, pastores y otros miembros de iglesias han sido guiados por una línea falsa de razonamiento: "Los predicadores están diciendo que el rock cristiano es maligno; tales enseñanzas vienen de hombres de Dios, quienes deben saber de lo que están hablando; a mi no me gusta esa música tampoco, así que la Biblia me respaldará cuando la condene."
Esto simplemente no es verdad! La Biblia no respalda la condena a la música cristiana contemporánea. Este tipo de pensamiento ha llevado a mucha división en la iglesia y en hogares cristianos. Me duele saber de relaciones dañadas en familias e iglesias debido a afirmaciones irresponsables que tienen poca o ninguna base en la Palabra de Dios. Demos un vistazo a un par de estas populares enseñanzas con una mente cabal (2 Timoteo 1:7) a la luz de la Palabra de Dios.
MITO 1: HAY PRUEBAS DE QUE EL RITMO ROCK ES DEMONIACO.
A través de muchos años de investigar sobre música, he estudiado brujería, satanismo, simbolismo, demonismo y todo otro "ismo" relacionado con lo oculto. He leído la Biblia Satánica y cada libro al que le puedo poner las manos encima que se relacione con el mundo de lo oculto. Ninguno de ellos alguna vez menciona que un cierto ritmo o volumen es demoníaco. Si hay algún ritmo demoníaco [demon beat], éste ciertamente no es importante para el mundo de lo oculto. De hecho, cada vez que escucho discusiones acerca del ritmo demoníaco, es siempre en círculos cristianos. Y la prueba está virtualmente siempre basada en una historia enseñada por un bien conocido líder de seminarios. [En castellano, hay un libro escrito por la 'madre' Basilea]
La historia usualmente cuenta que un hijo de un misionero estaba tocando un álbum cristiano contemporáneo. Cuando un nativo recién convertido escucha el álbum, él corre y sube al corredor para alertar al misionero. (Aunque el país de la misión en esta historia cambia con cada relato, siempre hay un corredor en la historia). El nativo enérgicamente le explica al misionero que la música del álbum invocará a demonios. Esta historia es citada como toda la prueba que necesitamos para saber que la música cristiana contemporánea es maligna. Pero he escuchado esta historia tantas veces en tantas diferentes versiones, que por muchos años creí que era un cuento de campo inventado por conveniencia.
Pocos años atrás encontré que realmente era una historia verídica. De hecho, incluso pude hablar con el hijo del misionero en la historia. Era su hermana la que estaba tocando el álbum ofensivo. Yo esperaba oír que ella estaba escuchando alguna banda de rock duro como REZ o PETRA. En cambio, él me dijo que el álbum "demoníaco" era He's Everything to me [(Él) Es Todo Para Mi] de Ralph Carmichael. ¡Quedé choqueado! Este álbum había sido comisionado por Josh McDowell [ el de 'Evidencia que Exige un Veredicto' y 'Más que un Carpintero'] en 1970 para una película que hizo sobre el noviazgo. Las iglesias en Estados Unidos [y en Sudamérica] han estado cantando canciones de este álbum por años. Se disfruta al escucharlas y definitivamente no son de 'rocanrol' [rock 'n' roll].
Cuando discutí este incidente con el hijo del misionero, sugerí que había otras maneras de interpretar la respuesta del nativo, y quiero proponerte las mismas posibilidades ahora.
¿Pudo el nativo haber confundido la 'pasión' en la música con el 'ritmo' que a él se le había enseñado usar para invocar demonios? ¿Es posible que éste nativo adorara sus dioses demoníacos con la misma pasión que él escuchó en este álbum cristiano? ¿Pudo ser que debido a que era nuevo en Cristo él no estaba enterado que los cristianos pueden tener pasión en su cantar también? ¿No había una importante diferencia en el objeto de esa pasión -- siendo uno el Espíritu Santo y el otro un espíritu inmundo?
La teoría del ritmo demoníaco es sólo eso -- una teoría basada en la opinión de unos pocos nativos confundi-dos. Pero éste no es un argumento justo. Tengo muchos testimonios grabados de nativos en países al rededor de todo el mundo quienes han venido a Cristo y que continúan usando el mismo 'estilo' de música para adorar al Señor que el que usaban en su paganismo. ¿Qué otra cosa esperaríamos que usaran .... armonía a cuatro voces? ¿Country o Western? No. Ellos usarán el estilo de música con el que estén más familiarizados.
MITO 2: LA MUSICA CRISTIANA CONTEMPORÁNEA TIENE UN RIMO ERRONEO.
En la primera parte de esta serie explicamos que toda la música rock debe tener tres elementos para ser música rock: Pasión, Acción y Urgencia. La 'pasión' refleja la profundidad de los sentimientos del intérprete a través de la intensidad del tono [pitch]. La 'acción' se encuentra en el contenido de la letra. Y la 'urgencia' se refleja en la cadencia [pace] del ritmo. El problema es que muchos cristianos están atacando la 'pasión' y 'urgencia' de la música, cuando ellos debieran estar evaluando la 'acción'. Cuando quedamos envueltos en juzgar el ritmo, perdemos la importancia de para qué es realmente la música cristiana.
Un problema con enfocar en el ritmo es que nadie parece saber de qué ritmo estamos hablando. ¿Cuál ritmo es demasiado y cuál está correcto? ¿En qué punto un ritmo disfrutable se vuelve demoníaco? ¿Es el problema sólo un asunto de tambores? ¿Hay alguna diferencia entre el compás y el ritmo [beat / rhythm]? ¿Se aplica esta teoría a situaciones no musicales? ¿Qué pasa si los limpia parabrisas de mi auto tienen el ritmo 'erróneo'? ¿Significa eso que obtendré poco kilometraje por litro de bencina? ¿Qué pasa si accidentalmente con el pie sigo el ritmo de los limpia-parabrisas? ¿Podría yo entonces ser poseído? Las posibilidades son infinitas.
En ningún lugar de la Escritura se nos advierte no usar un cierto tipo de ritmo. De hecho, se nos anima a expresar nuestra pasión al Señor con todo tipo de instrumentos y ritmos. ¿Puedes imaginar al Rey David cantando sus salmos sin pasión y urgencia? David usó música que le hacía mover sus pies "salvajemente" (['con toda su fuerza'], 2 Samuel 6:14), gritar al tope de su voz (Salmo 95:1), y tocar sus instrumentos con tanta fuerza que sus enemigos pensaban que él estaba haciendo un gran ruido (Salmo 98:4). ¿Cómo podemos decir que es erróneo para nosotros hacer lo mismo?
Sin indicaciones claras de la Escritura, todo lo dicho acerca del ritmo es dejado a gustos y opiniones personales. Esto hace conveniente el condenar cualquiera y toda música cristiana contemporánea, especialmente cuando se aventura fuera de nuestro estilo favorito de música. Hay mucha confusión sobre lo que es aceptable y lo que no lo es, porque todos dividen la línea en diferentes lugares.
En efecto, mi gusto básico en música trazó la línea en un sonido pop-rock, como el de Keith Green. Varios años atrás, yo solía enseñar que la música tan matizada como la de Green estaba bien. Pero si era algo más pesado, tendría demasiado ritmo o volumen para que Dios la use. Yo pensaba que mis límites eran los límites de Dios. El problema con mi pensamiento me fue resaltado en un seminario que estaba conduciendo para una iglesia. El pastor dijo que yo no podía recomendar la música de Green. Ya que esa música usaba un "ritmo demoníaco", ella no podría ministrar a un verdadero creyente.
Hice lo que el pastor me pidió ya que era un invitado en su iglesia. Pero mi primer pensamiento fue, "¿Quién lo nombró a Ud. juez? ¿Es usted capaz de escalar a mi alma y juzgar lo que Dios está usando para fortalecer mi vida espiritual? ¿Cuándo murió Dios y lo dejó a cargo?" Yo supe que ese pastor estaba equivocado debido a lo que la música de Keith Green significó para mi crecimiento espiritual. Entonces fue que me di cuenta que yo había estado haciendo lo mismo al afirmar que cualquier música que a mi no me gustaba no podría agradar a Dios. Yo pensaba que tenía bajo llave el gusto musical de Dios. Lo que yo realmente tenía era un espíritu orgulloso. ¡Aún estoy asombrado de cómo traté de limitar a Dios!
La verdad es que la teoría del ritmo demoníaco es un argumento muy débil contra la música cristiana contemporánea. No está basado en la Escritura. Cada quien tiene una respuesta diferente acerca de qué ritmo es erróneo. Agregue a esto la confusión sobre definir música rock vs. música pop vs. R&B vs. country. Nos dejan con respuestas muy superficiales que dar a nuestros jóvenes mientras ellos batallan con este asunto muy importante. Si ellos han de crecer en Cristo, debemos darles respuestas concretas, consistentes con principios bíblicos. Cualquier cosa menos que eso es irresponsabilidad espiritual.
MITO 3: CUALQUIER MUSICA QUE NO MOTIVA A LA ALABANZA REVERENTE, ADORACION A DIOS Y ENTREGUE UNA SENSACION DE PAZ NO ES REALMENTE MUSICA CRISTIANA.
Algunos años atrás tuve que reconsiderar mi posición respecto a este principio. Después de un tiempo comencé a ver cuanto yo estaba dividiendo en vez de educar a la gente a quienes hablaba.
Siempre había usado Colosenses 3:16 y Efesios 5:19 como la base escritural para definir la música cristiana. Esas escrituras animan a los cristianos a cantar salmos, himnos y canciones espirituales. Esta es una excelente base para describir la música cristiana como alabanza, adoración y sensación de paz.
Donde me equivoqué fue al asumir que si no se mencionaba en esos versículos, no era música cristiana. Otra vez yo estaba limitando a Dios y al propósito de la música. Hay más respecto a música que salmos e himnos. A través de la Escritura se nos anima a cantar canciones que nos ayuden a enfocar nuestros pensamientos en los pensamientos de Dios. Sus pensamientos son la Escritura y los principios escriturales.
Ya que la base de la música cristiana va a ser la Escritura y principios escriturales llevados a la música (una idea sobre la que todos podemos concordar), se deduce que la música cristiana debiera tener el mismo propósito que la escritura. 2 Timoteo 3:16 claramente nos enseña que la Escritura es útil para adoctrinar, para reprender, para corregir y para instruir en justicia, a la vez que para ofrecer alabanza y traernos un sentido de gozo.
Mientras nos estemos corrigiendo y reprendiendo unos a otros en el Cuerpo de Cristo, va a haber algo de tensión entre el remitente y el receptor. ¿Es errónea la tensión al corregir o reprender? Considera la vez que Jesús echó a los cambistas del templo. ¡¿No supones que Él tenía tensión en Su voz cuando estaba volteando las mesas gritando "La casa de Mi Padre no será cueva de ladrones?!" (Lucas 19:46).
El mismo principio se mantiene cierto para la música. Cuando la música (su acción) corrige y reprende, habrá una abundante cantidad de tensión. Esta tensión es usualmente expresada en música con sonido rock. ¿Significa eso que es erróneo? No, simplemente significa que tiene propósito diferente al de música de adoración y alabanza.
Relacionada con esta idea es la creencia que la música cristiana está limitada a lo que es apropiado para un servicio de iglesia en domingo por la mañana. Otra vez debemos volver a la idea de la Escritura y la música. La Palabra no es para ser hablada o vivida sólo en los límites de las paredes del templo. Tampoco la música cristiana está destinada sólo a cristianos en el templo.
Estoy totalmente de acuerdo que varios tipos de música contemporánea no son apropiados para la mayoría de los servicios de iglesia, porque hay muchos asistentes quienes no serían ministrados por muchos estilos contemporáneos de música. La pasión, urgencia (tensión) y falta de tradición ofendería a muchos. Pero sólo porque ofenda a algunos, ¿Significa que no puede ministrar a nadie? Debemos recordar que hay una diferencia entre evangelismo, discipulado y adoración -- y hay diferentes tipos de música más adecuados para cada uno.
También es tentador usar la música cristiana simplemente para estimular el uso de las palmas [aplausos], "aleluyas" y una experiencia de "sentirse bien". Pero debemos ser cuidadosos de no confundir reacciones emocionales con la consagración espiritual. La música cristiana puede ser mucho más. El punto es que la Escritura no se limita a traer al creyente sólo a una sensación de paz o adoración reverente. Tampoco lo hace la música. La música cristiana real usualmente duele y nos pone en evidencia al ser desafiados a extirpar nuestro pecado con la espada de doble filo de la Palabra de Dios llevada a la música.
Al concluir la segunda parte de este artículo "¿Deberían Rockear los Cristianos?", hemos sido capaces de develar algunos mitos que alimentan el debate divisivo sobre la música rock.
Primero, hemos visto que el rock 'n' roll no se originó en los adoradores del demonio en las junglas de Africa, sino en la experiencia de la iglesia Negra Norteamericana sobre el cambio de siglo. Los músicos cristianos contemporáneos están meramente reenfocando la pasión y urgencia de la música de vuelta a su intención original: Glorificar a Dios.
Segundo, no hay tal cosa como un "ritmo del demonio". Quienes enfocan en el ritmo, volumen y tensión en la música, están errando al blanco. El volumen, la tensión y la pasión en la música no son asuntos morales, sino más bien asuntos de gusto personal. El asunto moral se haya en el mensaje de la canción: ¿Está la canción urgiéndolo a uno a la infidelidad y la violencia o demandando un corazón totalmente rendido a Dios?
[ Traducción de David Gómez Alvarez, autorizada por Al Menconi. Texto original Media Update Vol. 11, # 1, 1992 ]

No hay comentarios:

Publicar un comentario