domingo, 3 de octubre de 2010

La "nueva música ¿Por qué debe el diablo tener toda la buena música?"

La "nueva música"

Hace unos nueve años fui grandemente inspirado por las cosas que Dios me estaba mostrando acerca de los avivamientos con el Ejército de Salvación. Mi esposa y yo somos ambos músicos, y Dios empezó a llamar nuestra atención al concepto de "música callejera" ungida - una clase de música de avivamiento, para llevarla a las calles como lo hizo el Ejército de Salvación hace más de un siglo.
Ejercito de salvacion y su musica callejera
Este fue un verdadero movimiento de avivamiento en el sentido completo de la palabra, nacido del Gran Avivamiento de 1859-60 en Gran Bretaña.
Uno de los aspectos más controversiales de este movimiento fue su música de alabanza bulliciosa, "rústica", que utilizaron en sus reuniones en las calles. De hecho, ellos habían tomado la música de las cantinas, y la transformaron en música de alabanza que atraía mucho a la gente de la calle (¡pero te puedes imaginar la tormenta de controversias en los círculos religiosos!). En realidad, este concepto no fue nada nuevo. Antes de William Booth, a Martín Lutero y a John Wesley ya se les atribuía el dicho: "¿Por qué debe el diablo tener toda la buena música?" ¡Para un avivamiento en las calles se necesita música de la calle! Si glorifica a Dios, ¿qué importa si es un poco "bulliciosa"? (De hecho, un testigo comentó acerca de una banda de los inicios del Ejército de Salvación: "Suena como una banda que se ha vuelto loca.")
En 1989 empezamos nosotros con nuestra primera banda callejera. Pero desde el inicio fue claro que nos faltaba lo más importante: la unción para avivamiento que tenían los salvacionistas. ¿Quizás no fue el tiempo de Dios para nosotros?
En 1992 abandonamos toda esta idea. Pero poco después recibimos una confirmación asombrosa de alguien que no conocimos. Fue por un cassette con un mensaje de un predicador americano, James Ryle, a quien Dios había hablado detalladamente acerca de la nueva "música callejera" que surgirá con el avivamiento venidero. - Después de esto escuché de varias personas proféticas en Nueva Zelandia, que habían recibido la misma idea. Alguien había recibido la misma visión tres veces: Miles de personas, mayormente jóvenes, estaban reunidos en las calles, alabando a Dios con todas sus fuerzas con un nuevo estilo moderno de música. Incrédulos que se acercaban, cayeron sobre sus rodillas bajo gran convicción, porque la presencia de Dios era tan fuerte. - Otra persona, en una visión, se encontró en varios estadios grandes alrededor del mundo. En cada lugar, el mismo grupo de alabanza estaba en el escenario. Pero la multitud no miraba el escenario; en lugar de ello miraban hacia el cielo. En otras palabras, la gente en el estadio miraba a JESÚS, no a los vasos humanos que El estaba usando. Es JESÚS quien debe recibir toda la gloria.
Por supuesto, la música será solo una parte del cuadro entero. Habrá también una predicación increiblemente ungida; y sanidades y milagros dramáticos que glorificarán a Dios. Pero la música tiene un impacto grande, especialmente entre los jóvenes. En la década de los 1960, el diablo usaba tremendamente la música popular para "orientalizar" los pensamientos y creencias de una generación entera. (El mundo occidental nunca se ha recuperado de aquella "revolución cultural".) ¿Acaso no es Dios mucho más poderoso, y más creativo, que satanás? Por tanto, ¿no debería la verdadera música cristiana ser la música más asombrosa e impactante que jamás has escuchado?
Yo creo que se levantarán muchos, muchos nuevos ministerios musicales, para glorificar a Dios en las calles de cada ciudad. Yo creo que la música fue originalmente creada para alabar y glorificar a Dios. Entonces, ¿por qué no se debería escuchar una tal música nuevamente en la tierra?
Esta nueva música expresará los mismos temas como los otros ministerios de avivamiento: Será una canción de amor de la Novia a su Rey glorioso; y a la vez el sonido de un ejército que se prepara para la batalla - crudo, poderoso, a veces hasta "violento". Será un llamado al arrepentimiento, y un llamado al pueblo de Dios a unirse para la batalla. Esta "nueva alabanza" no será apropiada para una iglesia cómoda en tiempos pacíficos, sino más bien para un pueblo preparado para "tomar el reino con violencia". Pienso que chocará a muchos cristianos, porque será MUY SENCILLA, pero poderosa, y sobre todo exaltará el nombre de JESUCRISTO, nuestro Rey Guerrero.
No serán los músicos profesionales que crearán este sonido nuevo. ¡No! A muchos de ellos les falta la humildad necesaria, y están demasiado ocupados buscando la perfección técnica. Más bien serán aquellos que tienen un corazón sencillo según Jesús - un gran amor y hambre por El . Es la PREPARACIÓN ESPIRITUAL, no la perfección musical, lo que Dios busca. Solo aquellos que han muerto al orgullo, a las apariencias de "show", y al deseo de glorificarse a sí mismos, podrán tener parte en esta unción. "Muchos de los que son primeros serán últimos, y muchos que son últimos, serán primeros" (Mat.19:30).

No hay comentarios:

Publicar un comentario